Se encuentra usted aquí

El BIFI-Unizar, a la cabeza europea en infraestructuras para el desarrollo de fármacos de vanguardia

Lun, 03/01/2021

El laboratorio aragonés LACRIMA del BIFI es uno de los dos socios españoles en el consorcio europeo MOSBRI, financiado con 5 M€, que proporcionará servicio sin coste a todos los investigadores de la UE Javier Sancho y Adrián Velázquez-Campoy dirigen la infraestructura científico-tecnológica LACRIMA, dedicada al estudio de proteínas y tratamientos para Alzheimer, Parkinson, fenilcetonuria, infección por Helicobacter pylori, hepatitis C, tuberculosis, aspergilosis, síndrome de Rett, cáncer pancreático y cáncer colorrectal

(Zaragoza, lunes 1 de marzo de 2021). El Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza acaba de reforzar su liderazgo europeo en infraestructuras para el desarrollo de fármacos de vanguardia, al formar parte de un consorcio europeo (MOSBRI) integrado por 15 socios de 11 países, que ha obtenido una financiación de 5 M€ del programa H2020 de la Unión Europea.
 
Este liderazgo llega de la mano del laboratorio aragonés LACRIMA, (Laboratorio Avanzado de CRibado e Interacciones Moleculares de Aragón), una infraestructura científico-tecnológica única ubicada en el BIFI, dedicada al descubrimiento de fármacos y al estudio de las proteínas, que da servicio a investigadores nacionales y extranjeros, así como a empresas biotecnológicas nacionales.
 
El bioquímico y catedrático Javier Sancho y Adrián Velázquez-Campoy, investigador ARAID en el BIFI y miembro del Instituto de Investigación Sanitaria (IIS Aragón), dirigen desde el BIFI este equipamiento experimental altamente especializado, utilizado por varias líneas de investigación para el desarrollo de fármacos para enfermedades de enorme impacto social como Alzheimer, Parkinson, fenilcetonuria, infección por Helicobacter pylori, hepatitis C, tuberculosis, aspergilosis, síndrome de Rett, cáncer pancreático y cáncer colorrectal. También hay líneas que desarrollan productos biotecnológicos para agricultura, ganadería y alimentación.
 
A partir del 1 de julio, el laboratorio aragonés LACRIMA estará disponible sin costo para todos los investigadores europeos tanto del mundo académico como de la industria, dentro del consorcio MOSBRI (Molecular-Scale Biophysics Research Infrastructure www.mosbri.eu), integrado por 13 centros académicos de excelencia y 2 socios industriales de 11 países europeos diferentes, coordinados  por el Instituto Pasteur (París, Francia), y una financiación de 5 M€ del programa INFRAIA Horizonte 2020 de la Unión Europea.
 
Aragón tiene la capacidad de desarrollar nuevos fármacos  si consigue coordinar con decisión y eficacia las tres etapas del proceso: descubrimiento, perfeccionamiento y ensayos clínicos”, destacan Javier Sancho y Adrián Velázquez-Campoy.
 
Bloquear o mejorar la función de moléculas con  fines terapéuticos
La biofísica a escala molecular es el estudio de la arquitectura, la dinámica y las interacciones de las moléculas gigantes de la vida (proteínas, ADN, ARN, polisacáridos, lípidos) mediante la medición de sus propiedades físicas. Es fundamental tanto para comprender cómo funcionan los organismos vivos como para nuestra capacidad para bloquear o mejorar la función de estas moléculas, especialmente con  fines terapéuticos. Descifrar la complejidad del comportamiento de los ensamblajes macromoleculares requiere un enfoque
multifacético y la utilización de una gran variedad de métodos biofísicos distintos.
 
El proyecto MOSBRI permitirá crear una infraestructura de investigación científicamente integrada y distribuida geográficamente que combine la instrumentación y la experiencia específica de los distintos laboratorios individuales asociados, lo que permitirá abordar una variedad inusualmente amplia de preguntas de investigación en ciencias de la vida. El acceso al gran panel de tecnologías biofísicas de vanguardia y al rango incomparable de experiencia y conocimiento del consorcio estará disponible sin costo para todos los investigadores europeos tanto del mundo académico como de la industria.
 
MOSBRI también garantizará el uso óptimo de estas técnicas biofísicas avanzadas y fomentará desarrollos conjuntos, impulsando aún más el avance del conocimiento y la tecnología. También difundirá su conocimiento a través de un ambicioso programa de talleres y reuniones de capacitación, especialmente adecuado para investigadores jóvenes y otros nuevos en el campo.
 
Por lo tanto, MOSBRI desempeñará un papel importante en el mantenimiento de la posición de liderazgo de Europa en el campo de la investigación y el desarrollo en rápida evolución de la biofísica molecular, que ocupa una posición estratégica en la encrucijada de una variedad de disciplinas y, por lo tanto, es fundamental para la biología celular, molecular y estructural, la química biológica, así como la biomedicina, la bioproducción y la biotecnología.
 
 
LACRIMA aplicaciones en biomedicina y biotecnología
Numerosas investigaciones realizadas en LACRIMA han convertido a este laboratorio en un centro de referencia para la investigación biofísica de las proteínas, con importantes aplicaciones en biomedicina y biotecnología, como:
·         Fabricación y Estabilización de Proteínas y Productos Biológicos
·         Descubrimiento y Desarrollo Preclínico de Fármacos
·         Ingeniería de Proteínas y Desarrollo de Nuevos Productos Biotecnológicos
 
BIFI-LACRIMA forma parte de ARBRE (Association of Resources for Biophysical Research in Europe) y de MOSBRI (www.mosbri.eu), la nueva Infraestructura de Investigación Europea de Biofísica Molecular. Entre los equipos experimentales de LACRIMA, valorados en unos 4 M€, destacan:
·         Calorímetros de titulación isoterma (Auto-iTC200 y VP-ITC)
·         Calorímetros diferenciales de barrido (Auto-PEAQ-DSC y VP-DSC)
·         Biosensor de resonancia de plasmones superficiales (Biacore T200)
·         Espectropolarímetro y fluorímetro (Chirascan y Cary Eclipse)
·         Termoforesis de microescala (Monolith NT.115Pico)
·         Microscopía de fluorescencia (DMI 600B)
·         Espectroscopía de molécula única (MicroTime 200)
·         Difractómetro de rayos-X (Axiom) y granja de cristalización (Rock Imager)
·         Ultracentrífuga (L-100 XP)
·         Lectores multimodo (FluoDia T70; Synergy HT; CLARIOstar; FLUOstar; qPCR Mx3005p)
 
Además, LACRIMA disfruta de los excelentes recursos computacionales orientados a Biotecnología y Biomedicina de CESAR (Centro de Supercomputación de Aragón), localizado también en el BIFI.
 
 
Se adjuntan fotografías de los directores del laboratorio aragonés LACRIMA en el BIFI Unizar: Javier Sancho (izqda) y Adrián Velázquez-Campoy.