Se encuentra usted aquí

Dos investigadores del INMA obtienen un total de 4,4M€ de financiación del Consejo de Investigación Europeo (ERC)

Jue, 11/25/2021

Amalio Fernández-Pacheco contará con 2,6 millones de euros para desarrollar su proyecto 3DNANOMAG, que tiene como objetivo investigar nuevos sistemas magnéticos a la nanoescala, base de tecnologías como internet o el almacenamiento en la nube

Mª José Martínez-Pérez recibirá 1,8 millones de euros para su proyecto QFaST, que centra su investigación básica en el estudio de propiedades cuánticas en excitaciones magnéticas y sus posibles aplicaciones en el campo de las tecnologías cuánticas

El Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón, entidad mixta del CSIC y la Universidad de Zaragoza, tiene en estos momentos cuatro proyectos activos concedidos por el Consejo de Investigación Europeo (ERC), cuya cuantía total asciende a 8,7 millones de euros

(Zaragoza, miércoles, 24 de noviembre de 2021).  El Consejo Europeo de Investigación (ERC) reconoce una vez más la excelencia de investigación del Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (INMA), centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Zaragoza, con la concesión a sus investigadores Mª José Martínez-Pérez y Amalio Fernández-Pacheco de una ayuda Starting Grant y una Consolidator, respectivamente, valoradas en 4,4 millones de euros. Esta financiación les permitirá desarrollar sus proyectos QFaST, que tiene como objetivo el estudio de las propiedades cuánticas de excitaciones magnéticas en la nanoescala y su posible integración en tecnologías cuánticas, y 3DNANOMAG, que investiga nuevos sistemas magnéticos a la nanoescala.

Al acto de presentación, que ha tenido lugar esta mañana en la Delegación del CSIC en Aragón, han asistido el director general de Investigación e Innovación, Enrique Navarro; la delegada institucional del CSIC en Aragón, María Jesús Lázaro; la vicerrectora de Política Científica, Rosa Bolea; el director del INMA, Conrado Rillo; y los investigadores del INMA receptores de estas ayudas, Mª José Martínez-Pérez y Amalio Fernández-Pacheco.

El director del INMA, Conrado Rillo, ha señalado que esta concesión “pone en valor a los investigadores aragoneses y a las acciones de captación y retención de talento, tanto en el INMA como en nuestra comunidad”. En la misma línea, la delegada del CSIC en Aragón, María Jesús Lázaro, ha destacado que la obtención de estas ayudas “demuestra el trabajo de gran calidad que se está llevando a cabo tanto en el INMA como en el CSIC y la enorme valía de sus investigadores”.

Por su parte, el director general de Investigación e Innovación, Enrique Navarro, ha felicitado a los dos investigadores del INMA y ha resaltado la trascendencia de sus investigaciones para el desarrollo de nanotecnologías capaces de incrementar nuestra capacidad de almacenar información y para desarrollos relacionados con el tratamiento, precisamente de la información, como sería la computación cuántica. Además, ha querido dejar patente el compromiso del Gobierno de Aragón con la ciencia, que este año vuelve a plasmarse en un incremento del Fondo de I+D+i, que con 176 millones supone ya el 2,3% del presupuesto de Aragón. Finalmente, Rosa Bolea, vicerrectora de Política Científica de la Universidad de Zaragoza, ha ensalzado el programa de la Fundación ARAID (Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo), “que permite captar talento científico para nuestra comunidad”, al tiempo que ha asegurado que “la Universidad seguirá trabajando junto con el CSIC para convertir al INMA en un centro de excelencia Severo Ochoa”.

Proyecto QFast - Mª José Martínez-Pérez
El proyecto QFast, liderado por la investigadora del INMA Mª José Martínez-Pérez, cuenta con una dotación de 1,8 millones de euros. Este proyecto de ciencia básica busca desarrollar una serie de instrumentos basados en microcircuitos superconductores que permitan observar y manipular estas texturas magnéticas. “Esta investigación y sus posibles aplicaciones tratarán de completar la ‘caja de herramientas’ de las actuales tecnologías cuánticas”, señala Martínez-Pérez. Entre las posibles aplicaciones se encuentra la transducción entre fotones ópticos y de microondas, la creación de sensores ultrasensibles de campo magnético o el desarrollo de memorias cuánticas y cavidades magnéticas. De hecho, los sistemas que se pretenden desarrollar serían de utilidad para ramas muy diversas de la ciencia como la computación cuántica para leer, caracterizar y comunicar qubits magnéticos.

Por otra parte, la tecnología resultante podría facilitar la comprensión de otros fenómenos, sirviendo para detectar materia oscura del universo.

Mª José Martínez-Pérez estudió Física en la Universidad de Zaragoza y realizó su tesis doctoral sobre caracterización de qubits moleculares en el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (ICMA), que defendió en 2011. Después de tres años de postdoctorado en el laboratorio NEST de Pisa (Italia), donde trabajó en el desarrollo de microcircuitos superconductores para estudiar el transporte de calor, y de otros tres años de postdoctorado en la Universidad de Tübingen (Alemania), donde desarrolló circuitos superconductores para fabricar sensores, regresó a su trabajo de investigación en Zaragoza, en el ICMA, gracias a la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID). Martínez-Pérez también recibió una beca de la Fundación Humboldt y ha cosechado numerosos premios, como el Aragón Investiga en 2017 o el de jóvenes investigadores de la RSEF-BBVA. En la actualidad es investigadora distinguida CSIC en el grupo de investigación de referencia QMAD (Quantum Materials And Devices), reconocido por el Gobierno de Aragón, e investiga en el INMA.


Proyecto 3DNANOMAG - Amalio Fernández-Pacheco
El proyecto 3DNANOMAG, que cuenta con 2,6 millones de euros de financiación y que está liderado por Amalio Fernández-Pacheco, tiene como objetivo investigar nuevos sistemas magnéticos a la nanoescala. Estos sistemas, tradicionalmente bidimensionales, son la base de tecnologías como internet o la nube. 3DNANOMAG permitirá avanzar hacia la creación de dispositivos tridimensionales, donde la información se almacenará y se procesará en todo el espacio, en lugar de estar confinada en un solo plano. “Se espera que estos dispositivos puedan utilizarse en las tecnologías computacionales del futuro, consumiendo menos energía, siendo así más sostenibles, y permitiendo la realización de múltiples funciones en un solo chip”, comenta Fernández-Pacheco, investigador principal del proyecto. Además, se busca obtener nuevas técnicas avanzadas de fabricación y caracterización de sistemas nanométricos 3D, que se podrán aplican en múltiples disciplinas de nanotecnología.
 
Fernández-Pacheco es doctor en Física por la Universidad de Zaragoza y ha trabajado en el Imperial College de Londres, en el Laboratorio Cavendish de la Universidad de Cambridge y en la Universidad de Glasgow, donde ha sido investigador principal durante los últimos siete años. Cuenta con más de 70 publicaciones incluyendo artículos y capítulos de libros, y ha recibido premios como la distinción a tesis doctorales de la editorial Springer, la EPSRC Early Career Fellowship del Consejo Superior de Investigación del Reino Unido, la Winton Fellowship de la Universidad de Cambridge y ha sido becario del Colegio Universitario Sidney Sussex en Cambridge. Su investigación se centra en el estudio de nuevos fenómenos en materiales magnéticos nanoestructurados para aplicaciones en computación, así como la nanofabricación tridimensional avanzada. En la actualidad trabaja en el INMA.


Sobre el INMA
El Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón (INMA) nace en julio de 2020 como resultado de la fusión de dos institutos de investigación, el ICMA, con más de 35 años de experiencia en investigación de materiales, y el INA, con casi 18 años de conocimiento en Nanociencia y nanotecnología. Las actividades de I+D+i se basan en el carácter multidisciplinar del INMA, que incluye la experiencia en teoría de materiales, síntesis de materiales moleculares y supramoleculares, química de polímeros, fotónica, magnetismo, superconductividad, tecnologías cuánticas, fabricación aditiva, biotecnología, electrónica y Nanotecnología. Con alrededor de 300 miembros, el INMA se organiza en seis áreas de investigación, dos de ellas dedicadas a ‘enabling research’ (síntesis, procesado y escalado de materiales funcionales, y tecnologías experimentales singulares) y cuatro a ‘key research topics’ (materiales para la energía y el medioambiente, materiales para biomedicina, materiales para las tecnologías de la información y nuevos fenómenos en la nanoescala).
 
La visibilidad internacional de INMA se refleja en su creciente liderazgo y en la participación de proyectos europeos (48 proyectos FP7 / H2020 y 7 proyectos tipo ERANET activos, liderando el 40% de ellos). Especialmente relevante es el desempeño del INMA en el H2020 ‘Excellence Pillar’, con dos proyectos finalizados y cuatro actualmente activos del Consejo Europeo de Investigación (ERC), ocho proyectos activos de Tecnologías Futuras Emergentes (FET) -tres liderados por el INMA- y más de 20 acciones Marie Sklodowska-Curie (MSCA), incluidas cuatro redes activas dirigidas por el INMA. Además, los investigadores del INMA están colaborando con los principales grupos científicos a nivel mundial, teniendo acceso a técnicas de infraestructuras únicas.


Más información:

Acerca del CSIC
La Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es la mayor institución pública dedicada a la investigación en España y una de las primeras de Europa. Adscrita al Ministerio de Ciencia e Innovación, su objetivo fundamental es desarrollar y promover investigaciones en beneficio del progreso científico y tecnológico, para lo cual está abierta la colaboración con entidades españolas y extranjeras. El motor de la investigación lo forman sus más de 120 centros e instituciones, distribuidos por todas las comunidades autónomas, y sus más de 13000 trabajadores, de los cuales cerca de 3.000 son investigadores en plantilla. El CSIC cuenta con el 6% del personal dedicado a la investigación y el desarrollo en España, que genera aproximadamente el 20% de la producción científica nacional. Es responsable del 45% de las patentes solicitadas por el sector público en España y desde 2004 ha creado más de medio centenar de empresas de base tecnológica.

La delegación de CSIC en Aragón ostenta la representación institucional del CSIC en la comunidad, siendo la delegada, María Jesús Lázaro Elorri, la interlocutora del CSIC con las instituciones públicas y privadas de Aragón. En Aragón, el CSIC cuenta con cinco institutos y personal del centro nacional IGME, Instituto Geológico y Minero de España. Los cinco Institutos de nuestra Comunidad son la Estación Experimental de Aula Dei, el Instituto Pirenaico de Ecología y el Instituto de Carboquímica – propios del CSIC – y el Instituto de Nanociencia y Materiales de Aragón y el Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea – mixtos del CSIC y de la Universidad de Zaragoza-) que cuentan con más de 500 trabajadores, de los que 150 son investigadores en plantilla. En Zaragoza el Instituto Geológico y Minero de España cuenta con una sede.