Se encuentra usted aquí

El grupo de investigación Eudokía de la Universidad de Zaragoza invita a pacientes con psoriasis vulgaris a participar en un estudio

Mar, 01/05/2010

El ensayo piloto analizará la acción terapéutica de las aguas medicinales sulfuradas en afectados de la provincia zaragozanaLa aplicación tópica con agua de un manantial de Calatayud se realizará en el propio domicilio durante quince días

(Zaragoza, martes, 5 de enero de 2010). El grupo de investigación Eudokía de la Universidad de Zaragoza invita a pacientes con psoriasis vulgaris a participar en un estudio, en el que se analizará la acción terapéutica de las aguas medicinales sulfuradas a lo largo de dos semanas. El ensayo observará el papel del sulfuro en la regulación inmune de la piel y su capacidad para estimular la regeneración y cicatrización de la epidermis. Los participantes recibirán agua sulfurada de un manantial de Calatayud para su aplicación tópica en su propio domicilio.

El estudio será desarrollado por el grupo de investigación Eudokía, que coordina Pablo Saz, médico especialista en Hidrología y Climatología Médica y director del Posgrado de Medicina Naturista de la Universidad de Zaragoza. El proyecto “Aplicación terapéutica de Aguas Minero Medicinales (AMM) sulfuradas sobre patologías psoriásicas” es un ensayo piloto aleatorio con 30 pacientes con psoriasis vulgaris de la provincia de Zaragoza que serán distribuidos en dos grupos comparativos. A los participantes en el ensayo se les realizará seguimiento y valoración con test específicos a los siete y los 15 días.

Los interesados pueden ponerse en contacto con el grupo de investigación Eudokía en el teléfono 976 76 10 00 ext. 4412 (de de 11 a 14 horas) o bien a través del correo electrónico: pablosaz@unizar.es

El ensayo piloto comenzará en las próximas semanas y ha sido posible gracias al convenio de colaboración firmado hace unos meses entre la Universidad de Zaragoza y la Fundación para la Investigación e Innovación en Hidrología Médica y Balneoterapia Bílbilis --la más importante en investigación en termalismo en España--. Se trata además del primer estudio que analizará los beneficios de la hidrología en el entorno del paciente, es decir, en su propio domicilio.

La psoriasis es una patología crónica de la piel caracterizada por alteraciones macroscópicas de la piel, que afecta al bienestar y tiene consecuencias emocionales y de relación. Su prevalencia es en la población española de 1.17 – 1.43% y en Aragón, de un 2.12%. La psoriasis es una de las enfermedades dermatológicas que más frecuentemente se tratan en los balnearios. Los resultados son positivos con efectos químicos, termales, mecánicos e inmunológicos. La balneoterapia ofrece una alternativa natural, multifactorial, complementaria, no tóxica y segura. Parece que las aguas sulfuradas juegan un papel en la regulación inmune de la piel, con una acción antiinflamatoria, queratolítica, queratoplástica y antiprurítica. El sulfuro es un elemento químico que puede estar presente en las aguas sulfuradas como ion libre o combinado. El radical sulfhidrilo tiene actividad específica estimulante de la regeneración favoreciendo la cicatrización.


900.000 usuarios de la hidrología médica
En los últimos 20 años en España se ha pasado de 150.000 usuarios de hidrología médica a 900.000, gracias a los excelentes resultados que se están obteniendo con sus tratamientos. La gran capacidad terapéutica de determinadas aguas mineromedicinales, como las sulfuradas, las hacen totalmente indicadas para ser utilizadas en diferentes patologías respiratorias (asma, EPOC...), dermatológicas (psoriasis, dermatitis, acnés...) y osteo-articulares (artrosis, artritis etc.), así como para demorar el proceso de envejecimiento.

Más información:
Pablo Saz.
639 02 08 81