Se encuentra usted aquí

Los niños del hospital Infantil conocen al “cocodrilo de Ricla”

Mié, 02/12/2014

La actividad “Ciencia de cine” del campus aragonés traslada a la escuela hospitalaria un cine fórum con investigadores de la Universidad de Zaragoza

(Zaragoza, miércoles, 12 de febrero de 2014). Una veintena de niños entre 4 y 14 años de la escuela del hospital Infantil de Zaragoza han aprendido hoy algunas de las características del Maledictosuchus riclaensis, el primer cocodrilo marino del Jurásico de España, dentro del ciclo “Ciencia de cine” que la Universidad de Zaragoza desarrolla este año en colaboración con el centro hospitalario. Los paleontólogos Miguel Moreno Azanza y Jara Parrilla Bel, del grupo Aragosaurus-IUCA, han participado en un debate con los “alumnos” y sus padres a partir del visionado del documental “La maldición del cocodrilo de Ricla”, producido por los propios investigadores en un taller financiado por FECYT, y que ha sido galardonado con cuatro premios de ámbito nacional.
 
Maledictosuchus riclaensis es el ejemplar de cocodrilo marino más antiguo y mejor preservado de la Península Ibérica y debe su nombre al pueblo donde fue hallado y a los casi 20 años (de ahí la maldición) que ha tenido que esperar para ser estudiado en profundidad. Además es uno de los fósiles más importantes y emblemáticos del Museo Paleontológico de la Universidad de Zaragoza, que se ha estudiado y definido como una nueva especie para la ciencia recientemente.
 
Este cine-fórum es el segundo de la actividad de divulgación científica “Ciencia de cine” que la Universidad de Zaragoza desarrollará una vez al mes hasta final de curso con el aula escolar del hospital Infantil, a partir del visionado de diferentes documentales realizados por científicos del campus aragonés. El ciclo comenzó el  pasado 15 de enero con el documental Montañas de agua: ¿qué está pasando en los ibones?”, que fue presentado por sus autores e investigadores de la Universidad de Zaragoza, Alfonso Pardo, geólogo, y Zoe Santolaria, química.
 
Con esta iniciativa, la institución académica quiere ofrecer a los niños hospitalizados la posibilidad de conocer el trabajo de sus investigadores y hablar directamente con ellos, planteándoles dudas e inquietudes.
 
Esta actividad, promovida por la Unidad de Cultura Científica e Innovación (UCC+i) del campus, se realiza de forma periódica en el Paraninfo con alumnos de Secundaria y Bachillerato, en colaboración con el Programa de Ciencia Viva del Gobierno de Aragón, bajo el nombre de “Sesiones CINE-tíficas”. Desde mediados del 2011, cerca de un millar de alumnos han participado en estas sesiones, con las que sepretende hacer visible y poner en valor el trabajo de los investigadores de la institución universitaria. Al mismo tiempo se busca promover el interés por la ciencia de los futuros universitarios, utilizando los minidocumentales científicos que se producen íntegramente por los propios investigadores dentro del Taller de Guión y Producción del Documental Científico, organizado por la UCC+i y financiado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).
 
Desde hace unos meses, la Universidad de Zaragoza trabaja por llevar esta iniciativa a otros sectores de población que normalmente no tienen acceso a actividades de divulgación científica. Es por eso, que a lo largo del mes de diciembre, la Universidad de Zaragoza ha estrenado este formato de cine-fórum científico en las cárceles de Zuera y Daroca, en colaboración con los respectivos centros de formación, consiguiendo un alto nivel de participación y de interés entre los 150 internos que han asistido. En concreto, investigadores de Aragosaurus (Juan Manuel Gasca Y Eduardo Puértolas) participaron en un coloquio con 50 internos de la prisión de Daroca el 5 de diciembre tras visionar “La maldición del cocodrilo de Ricla”, mientras que los científicos Ricardo López y Juan Cacho hablaron sobre Química a partir del documental “El aroma del vino” el pasado 17 de diciembre en el centro de Zuera.